Declaraciones, Discursos, Entrevistas

Discurso a la Nación de la Presidenta de la India, Su Excelencia, Shrimati Pratibha Devisingh Patil, en la víspera del sexagésimo primer Día de la República


Nueva Delhi, a 25 de enero de 2010

Mis queridos conciudadanos,

En la víspera de nuestro 61º aniversario del Día de la República, extiendo mis saludos más afectuosos a todos ustedes los que residen en India y también a quienes viven en el extranjero. Me gustaría transmitir especial agradecimiento a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas y de las fuerzas Para-militares que protegen nuestras fronteras y también a las fuerzas de seguridad interiores.

El día 26 de enero de este año marca la culminación de seis décadas de trabajo, esfuerzo y, sobre todo, del seguimiento de los principios y objetivos de la Constitución, que fue aprobada después de cuidadosas deliberaciones y adoptada en 1950. Recuerdo a menudo el discurso que Mahatma Gandhi hizo para el día del lanzamiento del Movimiento de Independencia India, el 8 de agosto de 1942, en el que dijo que el poder, cuando llegara, pertenecería al pueblo de India. El deseo del padre de la nación encontró su expresión en las palabras de apertura de la Constitución: "Nosotros, el pueblo de India". Se trata de un deseo firme de que los impulsos de la nación y su futuro se guíen por el pueblo. Ellos reflejan sus aspiraciones y opciones por medios democráticos. Ellos disfrutan de los derechos fundamentales que garantizan sus libertades y su dignidad. Hoy es un día en el que recordamos el hecho de haber alcanzado los valores que determinan la dirección a seguir y propulsan el crecimiento de nuestra nación y esa es la tarea que debe cumplir cada ciudadano del país.

En la primera década del siglo XXI, India ha sido testigo de cambios transformadores. También ha surgido como una fuerza que impulsa el cambio en el mundo. Nuestros logros y experiencias, de hecho, están conduciendo a la nación a una etapa de definición en la que la promesa de un futuro brillante como nación desarrollada y progresista es para nosotros un deseo, ya que todos trabajamos con esta convicción y con ese compromiso. Sin embargo, para superar las deficiencias y convertir nuestros puntos fuertes en una fuerza enérgica debemos mantenernos profundamente conscientes de lo que tenemos que preservar y lo que tenemos que cambiar.

Ante todo con lo que debemos continuar es con nuestros principios democráticos y su modo de vida. Hábilmente, una y otra vez, hemos venido demostrado que somos una democracia, que elegimos nuestros gobiernos a través del voto electoral y adoptamos la democracia a la base. También, como sabemos, la democracia es mucho más exigente. Es la ley del derecho. Es la regla de la razón. Y, como India ha demostrado al mundo, es la regla de la no violencia. Democracia implica un patrón de conducta, en el que cada persona debe actuar responsablemente, mostrar respeto hacia diferentes opiniones y afrontar las diferencias de forma constructiva y comprensiva. Esto creará armonía y tolerancia - valores que son intrínsecos de nuestra filosofía y que forman la base de una sociedad que abarca la diversidad idiomática, religiosa y cultural para crear un todo compuesto. Estos valores deben ser seguidos ininterrumpidamente por una nación que es tan amplia como variados somos sus habitantes.

El laicismo, nuestro camino constitucionalmente elegido, implica el respeto de todas las religiones. Su lugar en nuestra vida nacional es inalterable. India es una tierra donde los seguidores de diferentes religiones han vivido juntos desde hace siglos. Debemos mantener la cohesión social. Nuestra tradición de vivir respetando al otro debe seguir formando parte integrante del ritmo de vida de las generaciones futuras.

Nosotros pertenecemos a una civilización que tiene profundo respeto a la naturaleza, aún así debemos ser sensibles con los otros seres que habitan nuestro planeta, en el que el cambio climático se ha convertido en un gran desafío. Debemos utilizar con criterio sus recursos, debemos trabajar para conservar su rica flora y fauna, así como para adoptar medidas que favorezcan al medio ambiente. El uso de tecnologías de eficiencia energética y las fuentes de energía renovables son algunos pasos que pueden reducir la huella del carbono.

Queridos ciudadanos,

Nuestra nación ha hecho progresos significativos. Somos la cuarta mayor economía del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo. Nuestro objetivo de lograr una tasa de crecimiento de doble dígito es plausible y realista, dado nuestro impresionante rendimiento durante la última década y nuestra resistencia durante la recesión económica mundial. Debemos continuar con las políticas que promueven el crecimiento y también debemos mantener patrones de crecimiento en la parte inferior de la pirámide. Todos nosotros debemos llevar a cabo la tarea de apoyar a los pobres y los desfavorecidos lo que les permitirá subir en la escala económica para unirse a las filas de la prosperidad. Las mujeres deben ser socios de pleno derecho y en pie de igualdad. La estrategia de crecimiento incluyente que hemos elegido puede hacer de nuestro progreso un proceso de crecimiento equitativo y sostenible.

La hoja de ruta para el crecimiento incluyente requiere una justicia social que se pueda distribuir a través de una infraestructura de sector social eficaz. Deben facilitar instalaciones educativas de calidad a todos los ciudadanos, junto con los servicios sociales y las oportunidades de empleo. Esto, a su vez, creará un recurso humano base que tiene las habilidades, conocimientos y capacidades para trabajar de manera productiva. Por lo tanto, nuestra atención debe seguir centrándose en esto, sobre todo porque tenemos una población joven. Ellos son los que deben ser educados y preparados para asumir sus responsabilidades. El crecimiento futuro en todos los sectores dependerá de los trabajadores bien preparados educativamente y de la mano de obra especializada. Ellos son los que pueden hacer nuestra economía dinámica, nuestro sector de servicio eficiente y competitivo, nuestras industrias manufactureras abiertas internacionalmente y fuertes nuestra agricultura y sectores aliados. Además, la integración y el desarrollo de vínculos entre sectores, por ejemplo, la agricultura y la industria, reforzarán aún más crecimiento. Esos vínculos pueden ser fortificados por tener conectividad a diversos niveles. Para una nación que es la séptima más grande en términos geográficos y la segunda más grande en términos de población, nuestra infraestructura física existente es insuficiente. Esto restringe y limita la conectividad. Tenemos que cambiar esta situación. El número de puentes, carreteras, puertos, así como nuestra capacidad e generar energía y las facilidades de transporte, entre otras, requieren amplios apoyos. Pero, no se debe olvidar que, junto con estas estructuras de cemento, acero y mortero, también es importante salvar nuestras diferencias, construir carreteras para conectar los corazones y las mentes, puertos de compasión, generar buena voluntad hacia todos y transportar estos sentimientos para reforzar la unidad de la nación. También vamos a tener que crear sinergias para que nuestros ciudadanos puedan ejercer sus derechos y decirles que deben realizar sus deberes también. Esto es importante para que el desarrollo de una nación democrática de más de mil millones de personas, sea participativo y sostenible. En la próxima década, no sólo debemos ser testigos de la rápida creación de una infraestructura, sino también de una mayor cohesión entre los ciudadanos.

Un cuello de botella, un obstáculo para lograr los resultados deseados, para que las políticas y planes que han sido diseñados y financiados no se cumplan es la débil aplicación y la corrupción en el sistema. Las causas de la dolencia crónica de aplicación tardía deben ser analizadas. Debe haber una rendición de cuentas ante la falta de realización de proyectos, programas y planes. Esto es fundamental para lograr un cambio positivo.

Los socios públicos y privados, los SHGs (Self-Help Groups), es decir, Grupos de Autoayuda, son mecanismos importantes para la acción orientada a resultados y para la creación de una amplia red de las partes interesadas en el crecimiento. Ha habido numerosos ejemplos de cómo las mujeres en las zonas urbanas y rurales han sido capaces de valerse financieramente a través de las rutas de los SHGs. Un movimiento hacia la universalización de los Grupos de Autoayuda (SHG), que lleve en su ámbito a todas las mujeres elegibles, puede ser un instrumento poderoso para la potenciación económica de la mujer y para un crecimiento incluyente. Facilitar su formación y su funcionamiento, por lo tanto, es crear una ola de progreso y cambio.

Queridos ciudadanos,

En el resto del mundo, como también en nuestro país, existe una creciente demanda de alimento en granos. Esto predice la necesidad de un enfoque intenso para que aumente la productividad de la agricultura para asegurar la disponibilidad de alimentos, especialmente de productos agrícolas que son escasos, para evitar la espiral de los precios de los alimentos. Para lograr este objetivo tan importante, pido medidas urgentes hacia una Segunda Revolución Verde. Se deben usar de nuevas tecnologías, mejores semillas, prácticas agrícolas mejoradas, técnicas eficaces para el control del agua, así como amplios ámbitos para conectar al agricultor con la comunidad científica, con las instituciones de crédito y con los mercados. Nuestros agricultores están dispuestos a trabajar, ganar y aprender. Tenemos que responder positivamente y aportar algunos "pensamientos fuera de lo establecido". Los mayores ingresos en la agricultura mejorarán el nivel de vida de los más de 145 millones de hogares rurales, en las más de sesenta mil aldeas del país. Con niveles de ingresos más altos, la economía rural generará demanda y un impulso para el crecimiento en otros sectores. Reconociendo esta realidad, tenemos que implicar a la economía de la agricultura de forma más proactiva en el proceso de crecimiento, tanto como centro de producción como generador de la demanda de varios productos y servicios. Hay muchos aspectos complementarios que existen entre las comunidades agrícolas y el mundo corporativo, porque ambos son empresas privadas. Habría que estudiar las posibilidades de las asociaciones entre la industria y la agricultura. Por ejemplo, la industria de comida procesada que se sitúa cerca de las zonas agrícolas de elaboración de alimentos puede transformar el paisaje rural de India. En la actualidad las industrias alimentarias en India son escasas, suponen el 10 % de la producción en comparación con el 65 % o el 80 % de tasa general que se observa en los países desarrollados. Otras agroindustrias serían igualmente importantes como motores de crecimiento. La cuestión es cómo atraer a los agricultores para que pacten esas alianzas y que no se vean afectados negativamente, sino que se mantengan dentro de los intereses de los agricultores de vanguardia y se tengan en cuenta sus diferentes sensibilidades, particularmente en relación con sus parcelas. Esto debe hacerse progresivamente, con tacto, creando conciencia en la comunidad agrícola. Algunas compañías indias han comprendido que la vinculación de los agricultores con las unidades industriales sería beneficiosa para ambos. Se han desarrollado modelos interesantes de compromiso con la comunidad agrícola. Deberíamos estudiar estas experiencias como opciones viables que le vienen bien a las condiciones de India para aprovechar el potencial de la economía agrícola.

Queridos ciudadanos,

Hoy, un uso óptimo del capital, el trabajo o los recursos a través de todo el espectro de nuestra actividad nacional depende de las tecnologías de vanguardia y de los avances tecnológicos. Necesitamos tecnologías de energía más eficiente y menos contaminante para nuestra industria y para nuestra agricultura. India tiene que potenciar las estrategias que promuevan la investigación y el desarrollo que tengan como resultado técnicas y métodos innovadores. La calidad de la investigación en nuestro país debe actualizarse para construir estructuras de conocimiento. Creo que la nación debe tomárselo como una necesidad urgente. Una economía del conocimiento requiere un sistema de educación que fomenta la creatividad y la capacidad para pensar de manera novedosa. Además, nuestras instituciones de investigación deben unirse a redes de conocimiento global para mantenerse al corriente de los avances mundiales en la investigación. La tecnología debe alcanzar a un sector más amplio de nuestra sociedad, y también el movimiento de las innovaciones de base debe recibir apoyo.

Un cambio que se requiere y del que he hablado a menudo es la erradicación de abusos sociales, en particular los relacionados con la discriminación contra la mujer. Estos abusos representan un obstáculo en el camino hacia la construcción de una nación más progresista y equitativa. Debemos seguir una agenda positiva para la potenciación del papel de la mujer. Un cambio en nuestra mentalidad va a ser importante para eliminar prejuicios y crear igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos. Eso es esencial para nuestra agenda de crecimiento incluyente y para aprovechar todo el potencial de nuestra población.

En cualquier misión, especialmente uno tan compleja y difícil como la construcción de la nación, como se ha sido dicho por nuestro primer ministro Pandit Jawaharlal Nehru, "Tenemos el trabajo, tenemos que trabajar, y trabajar duro, para hacer realidad nuestros sueños". Para esto, los niveles de motivación tienen que mantenerse altos.

Los medios de comunicación puede tener una influencia importante sobre cómo se ve el país. Con los implacables avances en la tecnología, los medios de comunicación son ahora parte integrante de nuestra vida diaria. Esos medios crean conciencia acercando la información a los ciudadanos, haciendo que reflexionen y haciéndoles que se den cuenta de sus responsabilidades hacia la nación. Con unos medios de comunicación que desempeñen un papel constructivo, la gente estaría motivada para llevar a cabo acciones que contribuyan a la construcción de la nación y también para obtener información acerca de los beneficios de dichas acciones positivas.

Para el crecimiento, un entorno de seguridad es esencial. Gobierno se ha comprometido a mantener alta su vigilancia y tomar las medidas adecuadas para afrontar los desafíos de seguridad interna. Nuestro país ha sido un objetivo del terrorismo durante más de dos décadas. El Gobierno ha tomado y seguirá tomando las medidas necesarias para hacer frente a las amenazas derivadas del terrorismo. También continuará trabajando con la comunidad internacional para luchar contra esta amenaza.

Como en el pasado, en el futuro también, la voz de India en el mundo debe ser una voz a favor de la paz, una voz para el desarrollo y una voz de esperanza. En la escena mundial, buscamos un cambio en la estructura de las instituciones multilaterales para que reflejen la realidad contemporánea. Seguiremos cooperando con la comunidad internacional para hacer frente a problemas mundiales. Intentaremos construir relaciones amistosas con los países de nuestra región y con los del resto del mundo.

Como ya el año 2009 llegó a su fin, se ha realizado muchos análisis acerca de cuáles son las perspectivas posibles de la próxima década para India. Algunos se refieren a ella como la década decisiva, la década de computación. Y reflexionando, estoy totalmente de acuerdo en que sea así. Por lo tanto, debe significar una década en la que todos los indios deben hacer su trabajo con un sentido de responsabilidad, disciplina, integridad de mente y propósito, así como con un espíritu de cooperación. Vamos a tener que alentar a nuestra joven generación para que sean virtuosos, con buen carácter y un sentido de compañerismo hacia los demás. Nosotros debemos empeñar todos nuestros esfuerzos para alcanzar el objetivo de poner a nuestro país al alto nivel que tienen las naciones desarrolladas y no debemos descansar hasta lograr nuestro objetivo. Después, estaremos orgullosos de que hemos realizado nuestro deber y de que transmitido nuestra responsabilidad bien. Se dice que la fortuna es un resultado de buen trabajo y que se puede escapar si nos relajamos de lo que debemos hacer. Esto me recuerda algunos versos inspiradores:

Con estas palabras, una vez más, deseo a todos mis conciudadanos paz, prosperidad y progreso con ocasión del Día de la República.

JAI HIND

¡Viva India!